Col·laboracions Cullera

El campanario de la iglesia de los Santos Juanes y proyecto del crucero
El campanario de la iglesia de los Santos Juanes y proyecto del crucero
11/07/2019
Dos años después de finalizar las obras de la Capilla de la Comunión, el Cura Párroco Dr. Ríos, en un pleno fechado el día 16 de diciembre de 1.748 propone y se aprueba en la Corporación Municipal, la ampliación o construcción de un crucero en la Iglesia, justificando que en el día diez de este mismo mes, los Padres de la Compañía de Jesús, que hicieron la Misión en esta Villa, exhortaron a los feligreses la falta de capacidad para reunir a la población, y aconsejaron el hacer un crucero, pues les parecía que la solidez de la Iglesia lo permitía.

El Párroco Dr Ríos propuso para la financiación de las obras, que se cedieran unas tierras que existían entre la partida del Mortar y la acequia Mixana, dedicadas al cultivo del arroz, unas particulares y otras propiedad de la Villa, para que el beneficio de las cosechas se invirtieran en dicha obra.  Siendo aprobado el proyecto en Pleno Municipal.
Nombrando a los Electos para la administración de la obra: por parte del Ayuntamiento, serian el alcalde Manuel Font, y el regidor primero Francisco Juan Font, que son o que fueren.
Por parte de la Iglesia los presbíteros Gregorio Marí y Vicente Vidal, más  los terratenientes de la Villa, Don Joseph Borras, Thomas Grau, Andrés Crespo, y Bautista Bell.
Se aprobó la cesión de las tierras y el servicio de aguas para la cría de arroces y firmaron los que supieron. Dando fe el escribano Nicolás Pello.
Desde 1.748 en que se aprobó este proyecto, no he encontrado en el archivo ninguna documentación al respecto de la construcción. Hasta el año 1.774 el día ocho de junio que se nombra Cura Ecónomo de la iglesia de los SS JJ de Cullera al Dr. D. Juan Bautista Ferrer.
(Dado que el Dr. Ríos, esta recluido en el Monasterio de la Valldigna. Aunque sigue siendo cura propio de la Villa hasta el cuatro de julio de 1.777).
El recién nombrado Cura Ecónomo,  presenta al Ayuntamiento un escrito en el que solicita, que el dinero total recaudado de 750 libras, durante estos pasados años, destinado al crucero, se inviertan en las obras de elevación del campanario, que es menos costoso, y aprovechando que el mortero que está amasado, por un valor de casi cuatrocientas libras, no se eche a perder o desaparezca para usos particulares.
Dado que el campanario solo llega a la altura de la nave de la Iglesia, por lo que desde los arrabales no se oyen los volteos de campanas. Considerando prioritaria su elevación del Campanario a la construcción del crucero.
Esto serviría de estímulo para que los feligreses aportaran limosnas para el proyecto del crucero, ya que la recaudación de limosnas está muy por debajo de lo previsto.
*“El Electo de la fabrica del Crucero, D. Thomás Iranzo, informa que para emprender la obra del Crucero es necesario derribar ocho casas.
De la torre nada hay que derribar, solamente elevarla hasta la altura acordada.
Se concede la elevación de la torre del campanario el día veinticinco de junio de 1.775 firman los miembros de la Corporación, los Presbíteros, y por los que no saben firmar, da fe el Escribano del Rey D. Athanasio Berenger.”
El material predominante en la elevación del nuevo cuerpo de campanas será el ladrillo, material predominante en gran parte de las construcciones valencianas.
Aun se puede apreciar en el primer cuerpo de sillería del campanario, los huecos que acogían las campanas en época medieval.
No he encontrado documentos de la construcción ni en qué año finalizaron las obras.
Pero sí que hay un documento del pago de la obra, fechado el 28 de enero de 1.791 por decreto del Contador General de propios y arbitrios del Reino de Valencia D. Juan de Mendibiela, que interesado el Fiscal por la instancia hecha por el cura párroco para la construcción del crucero y campanario de la Iglesia Parroquial de la villa de Cullera, solicitando se les permita pagar del caudal del Ayuntamiento las 1.500 libras, que para la ejecución de dicha obra.
El pago de la deuda del crucero y campanario se realizó a favor de Francisco Domingo el día 9 de febrero de 1.791.
El crucero nunca se construyó, como podemos advertir, pero el título del proyecto (Campanario y Crucero) perdura como vemos al recibir la autorización de pago, en realidad solo se ejecutó la elevación hasta los treinta metros de altura del Campanario.
En el transcurso de los años han sido necesarias varias reparaciones en la torre campanario.
En el año 1.835 se llevó a cabo la primera reparación, desde su construcción. Se contratan a los maestros albañiles Mariano Ferrer y Vicente Sapiña, por problemas en la cornisa con peligro de desprendimiento. Por un valor de la obra de 450 libras.
Doce años después, en 1.847, ante los problemas que presenta el campanario, el alcalde nombra perito D. Manuel Fornes, Director de la Real Academia de San Carlos de Valencia, para que evalúe los daños que presenta la torre.
Emitiendo el siguiente informe:
*“Habiéndome personado el 24 de mayo con motivo de la dicha torre, inspeccionando detenidamente, en efecto la he hallado en un todo ruinosa en su parte superior, de modo no obstante de haberse desprendido dos sillares que forman el ángulo del alero superior, se halla la restante cornisa o alero desprendida de las paredes, en todo su contorno una pulgada de toda la pared maestra, a consecuencia de no haber concluído la obra en su total remate y las aguas pluviales del terrado, en términos de haber deteriorado dicha torre, hasta los arcos de las campanas, en vista de ello y estado ruinoso, y estar expuesto el público a desprendimientos. Se tiene que derribar toda la parte de obra que amenaza ruina. Formando los andamios correspondientes y una valla a su alrededor previniendo también no se permita voltear las campanas, y una vez quitado el peligro volver a hacer la obra derribada sólidamente, no tan solo esta sino la de remate total para que no se repita dicha ruina por falta de estar sin cubierta la obra.
Por consiguiente nombrar al arquitecto que forme el plano adecuado a dicha torre, pliego de condiciones, cálculo aproximado del coste.
Siendo aprobado todo por la Real Academia.”
El día 24 de junio de 1.848 se subastan las obras siendo Alcalde D. Vicente Diego, el remate de la subasta asciende a 53.173 reales de vellón siendo los maestros albañiles Jose Uget y Antonio Sesé.
Finalizando las obras el día 23 de diciembre de 1.849 con el visto bueno del director de la Academia de San Carlos.
*Transcripción literal A. Histórico Cullera   
Juan Bta. Ripoll Font