Hemeroteca

EDAR de Corbera-Llaurí
EDAR de Corbera-Llaurí
14/06/2019
La EPSAR licita la construcción del sistema de desinfección del efluente de la EDAR de Corbera-Llaurí

El importe es de 112.708,62 euros y se establece un plazo de ejecución de 3 meses. Las obras permitirán la reutilización de las aguas, sin ningún tipo de restricción, para riego agrícola
La Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, a través de la Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales (EPSAR), ha licitado las obras de construcción del sistema de desinfección del efluente de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Corbera-Llaurí.
La publicación se ha realizado en la Plataforma de Contratación del Estado el 29 de mayo de 2019, por un presupuesto de 112.708,62 euros (IVA incluido) y un plazo de ejecución de tres meses.
Detalles de la planta
La EDAR de Corbera-Llaurí da servicio a ambos municipios y fue construida por la Generalitat en el año 2000. Su sistema de tratamiento es mediante un tratamiento biológico de fangos activados con Reactor Biológico Secuencial (SBR). Su caudal de diseño es de 1.500 m3/día, habiendo tratado en 2018 una media de 1.025 m3/día.
La EDAR dispone de autorización de vertido desde diciembre de 2007. Recientemente, la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) comenzó los trámites para la renovación de la misma. Dado que el punto de vertido de la EDAR se encuentra en la Acequia Nova de Llaurí, la CHJ solicitó a los dos ayuntamientos que presentaran un programa de reducción de la contaminación en cuanto a los parámetros microbiológicos.
A esos efectos, la EPSAR contrató la redacción del "Proyecto de construcción del sistema de desinfección del efluente de la EDAR de Corbera-Llaurí (Valencia)", en el que se definiesen las infraestructuras a ejecutar para satisfacer las necesidades de afino de la calidad del agua depurada proveniente de los municipios de Corbera y Llaurí.
Se ha determinado, como solución más aconsejable, la construcción de un laberinto de cloración y un sistema de dosificación de hipoclorito sódico que permita cumplir los nuevos parámetros de la autorización de vertido.
Estas obras permitirán la reutilización de las aguas, sin ningún tipo de restricción, para riego agrícola en cuanto al cumplimiento de los parámetros microbiológicos del efluente requeridos en la legislación de reutilización de las aguas depuradas.