Col·laboracions Cullera

15/04/2016
Ética en el final de la vida II
Desde el testamento vital, los cuidados y la eutanasia

15/04/2016
El Xúquer como motor de desarrollo sostenible para Cullera
El Xúquer y sus riberas –con más de 12 km de longitud -es el segundo espacio público más importante de la ciudad tras las playas.Tal vez -exceptuando el tramo de puerto deportivo y pesquero- la ciudad no esta utilizando todas las potencialidades de este colosal espacio público.

15/04/2016
Cuento los dos amigos del colegio
Érase una vez…Dos compañeros del colegio van a la misma clase, eran ya un poco mayores. Su profesor tenía la bella costumbre de al final de cada mes evaluar el saber de cada alumno, de esa manera los cambiaba de sitio, más adelante o más atrás, los alumnos tenían más ilusión en los estudios, siempre empezaba desde los primeros de la clase hasta los últimos. El profesor tenía la bella costumbre de decir como conseguían los puntos de cada asignatura, también los puntos se restaban del mal comportamiento en clase y la falta de asistencia a clase eran dos puntos.

15/04/2016
Una mañana triste
Una mañana triste, versa el poeta, cuando el verso escribe, borra y repite, su musa, desolada triste e inquieta... mientras guerras y terror hacen su envite. Llora la frase, y rima desolada... entre lágrimas amargas, sale su gemido, del mundo de sangre, siempre derramada, por intereses absurdos, faltos de sentido. Al sentido común, yo me refiero... que se adueñe de intereses, y de culturas, dejando ser felices, a todas las criaturas, y al sentimiento del amor, lo vuelva fiero. Y ese amor pelee, con los malvados, anulando sus ganas, del exterminio, y ellos, y sus mártires queden salvados... libres del gran odio y de su dominio. El sentido respete, estados y religiones, y sean fraternales, con las culturas... y haga el amor, notar sus diabluras, sean cuales sean, sus confesiones. Y con su influencia, habría respeto, el cielo de creyentes, a tierra bajaría, mientras el odio, por el amor, esté sujeto, hasta el laico, en ese cielo, si creería. En un mundo, sin guerras, y sin dolor... sólo en él, el ser humano se atrevería, a destruir las armas, por amor... el sentido común, le obligaría. En ésta mañana triste, rimo una utopía, y se haga realidad este deseo... quizás el sentido común, vuelva algún día... confiemos en..., aunque no creo. Francisco Camps, Marzo 2016

Notícies 1 - 4 de 4
  1